Nunca podre perdonarme,
Que no pude salvarte,
Que te vi marchitarte,
Que por mi bien, tuve que dejarte.

Te convertiste en una sombra
La peor versión posible de ti,
Un destello, un fantasma,
Una ilusión que tan solo en mi mente vi.

Me obligaste a elegir,
No solo a mí contra ti,
Te juro que me mataste,
Y a pesar de no dejar de amarte
Si, use el puñal un contra ti.

No pretendo excusarme,
Se que males también cometí,
Cariño, sueño dantesco
pero más cruel que usted
Yo nunca fui…

Hoy tengo un propósito,
Ya no se trata de mí,
Dos preciosos luceros,
pero yo perecí junto a ti.

Ojala no despiertes de tu sueño,
Y creas que por fin ser feliz,
Ojala no salgas del letargo,
Y veas lo que has hecho sufrir.

Eres una sombra sin alma,
maldad con rostro de santa,
Aun así yo te confieso,
Que por un tiempo fui feliz.

Duele no haber podido salvarte,
ver la destrucción que dejaste,
Duele asumir ser un mártir,
Y dedicar mi vida,
A lo único bueno que me dejaste.

Nunca podre perdonarte,
El daño que causaste,
Es Cruel y funesto el destino,
Yo pensé que venias a salvarme.

Una vida, un destello,
Espero que algo de mi te quedaste,
Y que en las noches sin sueño,
Sabrás que fallaste.

Que no solo manipulaste,
Sino que también me descartaste.
O verduga sin alma,
Lo bonito de mi te llevaste.

Quiero pensar,
Que algún día,
en esta u otra vida
y te des cuenta que lo que conmigo dejaste
la oportunidad de ser feliz.
Quizás algún día admitas,
el peor error de tu vida.

No quiero volver a cruzarme,
Contigo en esta, u otra vida.
Por favor si existe otra vida,
No te detengas ni a saludarme.

Nunca podre perdonarme,
Que no pude salvarte,
Tristemente, me mataste,
Y no podre perdonarte,
Espero que algún día,
Te des cuenta de lo que dejaste.

Nunca podre perdonarme,
Que no pude salvarte,
Jure que eras el amor de mi vida
Y te juro, de tus manos yo morí.
Solo nuestro legado me salva,
Y por eso yo decidí vivir.

Quizás algún día renazca,
Como el fénix tatuado,
(otra ilusión que yo solo vi),
Quizás algún día reviva
Quizás… Del fuego renazca.

Respiro y cuento los días,
Y aun nada tiene sentido,
Nunca podre perdonarme,
Que no me dejaste salvarte…
Te juro amor, que
Conmigo ibas a ser feliz.

Nuevamente lo digo.
Una ilusión que tan solo en mi mente vi.
No merecí esta vida,
O funesto destino,
Ser muerto por la que a todo le di…