PRONTO, MUY PRONTO

 

A Oswaldo H.

 

En estos días,

muy pronto, Dios avivará los paisajes…

Las hendiduras de las calles grises

que tu ausencia les ha dejado por años,

se alegran con tus pasos,

y el pasto asfaltado reverdecerá contigo caminando.

Se enrojecerán las buganvilias aún más cuando te miren.

Las jacarandas dejarán suspiros morados entre tu trote…

Mas las hojas del otoño caídas estarán apenadas

por haberse muerto sin antes contemplarte de vuelta

por estas veredas que en parte te criaron

cuando fuiste destetado

y la orfandad te puso entre mis brazos.

Entre la hierba siempre seca,

la primavera florecerá de nuevo

cuando sienta tus pisadas de invierno.

Las vistas de las barrancas serán más amenas,

más coloridas,

más vigorosas.

Los pájaros cantarán tu bienvenida

y los perros callejeros sentirán que tienen dueño

aunque sea por instantes…

Pronto, muy pronto,

Dios avivará los paisajes

recordando sus vivas promesas…

Se sentirá tu venida,

los colores grises azularán a lo lejos

y las nubes de lluvia veraniega me serán por ojos.

Las calles y sus grietas estarán contentas…

Mas, la grieta más contenta

será la de mi rostro

cuando entre mis brazos te tenga,

tanto, que aún no te veo

y el corazón ya se me sale a través de ella.

 

Santhony©, Mayo, 2022.

FB: @santhony.escritor

Instagram: @santhonyescritor

@santhony

Fotografía de: Olya Adamovich. Pixabay.

El Dios que se oculta en la Nada
y muestra su poder en la Creación;
el Dios que todo lo abarca
se anida en mi corazón.

El Dios que no tiene nombre
y escucha a quien lo llama;
el Dios que creo las estrellas
también diseñó mi alma.

El Dios que me conoce
y lo canta en las mañanas;
el Dios que me tiene presente
y lo susurra en mi almohada.

El Dios que me creó
de las aguas de su río;
el Dios que confió en mi
dándome Libre Albedrío.

El Dios que ha prometido
darme mi heredad,
el Dios que nos llama hijo
en esta gran hermandad.

El atardecer es mi mayor tesitura,
mientras que el amanecer juzga mi escritura.
Me recuerda mi efimeridad,
me mantengo en mi propia cautividad.
Tenemos miedo a irnos
y pánico a quedarnos.

Si me paro tengo frío
si me muero siento algo.
Por muy efímero
que sea el pensamiento
provoca un sentimiento
que dura mas de un segundo.

Si pensásemos
no sentiríamos.
Si sentimos
vivimos.

Si mi filosofía fuese la religión
estaría en el cielo si perdono a dios
y en el infierno
si me confieso.

No soy ángel ni caído,
en mi memoria estoy desinhibido,
estoy en un bosque de pinos
perdido.

Me maltrata, me odia, me llora,
me ríe, me siente y me espera.
Me dice que he llegado:
¿He llegado?
Has llegado.
Pero me he parado,
con tan solo 16 años.
Me he parado

He parado para esperarte
para no mirar atrás
o para no mirar hacia delante.

Veo colores diferentes,
debería aprender a mirar.
Oh! Bosque de pinos,
permíteme avanzar.

¿Porque me enseñas
que cuando rio lloro
y cuando lloro rio?
Oh! Bosque de pinos.
Más fuerte que dios,
más fuerte que el amor,
más fuerte que yo.

Te quemarás,
arderás,
cuando te prenda fuego
serás algo nuevo.

Si bosque de pinos
algo nuevo,
pero no sé como
si he perdido mi único mechero.

El amanecer me ha juzgado,
mediocre,
mediocre,
es como me ha clasificado.

Quiero mi curación ,
Buscar mi salvación,
llegar a la reencarnación
en mi propio yo.

Cambiar de mente,
convertirme en vidente.
Ver mi futuro
en tu presente.

Mi corazón,
ha dado como nulo
el examen
de mi compasión.

No es el amor el que riela,
dejo de ser vela
para convertirme en cera.
Me echo al mar en primavera.

Navego por una gran vía de agua.
He de de encender yo mi fragua,
forjar palabras
y no armas.

Huelo a autocompasión
y no soy yo.

Bosque de pinos no te desesperes
he encontrado el mechero.
No soy Lope, ni Machado
soy un chaval que ha llorado,
he escrito y ha besado,

que he vivido y he llegado.
He llegado,
joder que si he llegado
te he comprendido
bosque de pinos.

Bailaré el Valls
de tu cantar.
Que ni callas
ni duermes

La luna me avisó
“Ten cuidado con bosque de pinos
que al sol
solo le dejó”
Si tu tiempo avanza
yo ya no le sigo,
aunque este contigo
puedo sentir frío.

Bosque de pinos
que has sufrido,
bosque de pinos
que me has mentido,
bosque de pinos
te voy a echar de menos
bosque de pinos

arde en el infierno.

Con Fabricio siempre envidiábamos esa fe ciega de los creyentes, esa que les hace más soportable entre otras cosas, las pérdidas de los mejores amigos…

Llevo escuchando una dulce melodía
que me lleva a mi agonía .
llevo escribiendo 7 versos
estoy pensando si sirvo para esto.
El escritor contempla
lo hecho y sucedido dado el cual
no he percibido .
Quiero ser un poeta
y dar a conocer de mi existencia
Que cada paso que doy
doy dos hacia atrás porque me equivoco
mas de la cuenta .
No escribiré mas pues tengo ganas
sollozantes en mi alma .
Mi alma triste y abrumada por el dolor
de una dulce melodía

Ir a la barra de herramientas