El amor de tu vida dejaste

Por una vez, seamos francos,
Por una vez, no me engañes,
Por una vez, tan solo imagina,
Lo que hubiese sido nuestra vida.

Yo por ti, lo di todo,
Y si, por fin llego el día,
Pero amor, seamos francos,
Mientras por ti yo vivía,
Tú por mí, corrías.

Sabes bien que no hubo chance,
Y que era batalla perdido,
Ahora que el tiempo fluye,
Aun pienso que era el amor de tu vida.

Por una vez, seamos francos,
Por una vez, no te engañes,
No digas que lo intentaste,
Y si lo piensas, no te engañes,
Que tú lo sabes…

No digo que no te fallase,
Pero amor no dejaste,
Que mis sentimientos por ti llegasen,
No hubo nunca un chance,
Porque nunca me dejaste.

No digo que no te fallase,
Pero no lo intentaste,
Lo siento no aprovechaste,
Que el amor por ti implorase.

Que funesto destino,
Nunca pensé que llegase,
Aprenderé a vivir en este impasse,
Es como poder vivir sin aire.
Carente del mínimo respeto,
De lo que yo por ti, había hecho…

Nunca podre odiarte,
Y sé que no podrás perdonarme,
Tú por “felicidad” me traicionaste,
Y otra alternativa no me dejaste,
Como un ahogado por aire,
Solo sobreviví, al dejarte.

Ser perverso en mi vida,
No sé si podre perdonarte,
Aun te confieso que en mi vida,
Siempre seré incapaz de odiarte.
Y aun así por mi vida,
No dejaras de importarme.

No sabes la ironía misma,
De poder vivir sin aire,
Tú sostén tu cruz y yo,
La mía.
Pero alternativa
No dejaste…
Si tan solo pensases,
En la vida que pretendías dejarme.

Lamento que no comprendieras,
El dolor en el pecho que dejaste,
Daga fantasma de otra vida,
Hiciste que quiera matarme.

Puse un mar de distancia,
Y aun logras decepcionarme,
Quiero pensar que mi vida,
No fue una triste mentira.

Quiero pensar que algún día,
Entiendas lo que dejaste,
No entenderás que esta vida,
Fue la última, que me dejaste.

Aun así cariño, Astarté
Sepa que si algún en un futuro distante
Me necesitas en la vida,
No sería capaz de ignorarte.

Soy incapaz de odiarte,
No vengo a implorarte
Aunque el daño que me dejaste,
Lo cargare toda mi vida.

No hay justicia en la vida,
Y ya nunca serás mi amante,
No podre jamás contarte,
Lo mucho que he sufrido al callarme.

Creo en la palabra escrita,
Tu bien ya lo sabes
Y aunque jamás leerás estas líneas,
Sirven para desahogarme.

Me duele como termina,
No fue tan siquiera un combate,
Cariño, fue una masacre.
Sobreviví al aferrarme,
A lo único además que de ti yo quería.

No me arrepiento de creer,
Hasta la más vil de tus mentiras,
No era yo al poner,
Al corazón sobre el saber.
Elegí el creer,
Que tú me querías…

Por una vez, seamos francos,
Por una vez, no te engañes,
Por una vez, tan solo imagina,
Sabes que fuiste la que fallaste,
Y que el amor de tu vida dejaste.

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas