La libertad del reo

¡Rema, galeote,rema!
No escuches la voz que siembra tierra yerma.
¡Rema, galeote,rema!
Que sobre ti no pesan las cadenas.
¡Vuela, galeote,vuela!
Con el arrullo del mar que es tu condena.

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas