Llévame donde tus sueños,
que allí me quedaré esperándote,
llévame a ese lugar tan verde,
que pueda yo refugiarme.

Son tus sueños los míos,
y ese verde mi delirio,
de deseos escondidos,
de mil besos cautivos.

¡Que encuentren su destino
libres por siempre en tus labios!

Llévame donde tus sueños,
y cierra que no entre nadie,
esperaré tu abrazo
para ya nunca soltarme.

Deja que yo desgaste,
mil colores en un beso,
ese que yo te debo,
ese que sigue preso.

¡ Y encuentre al fin su destino,
libre por siempre en tus labios!