Mantenerse en un suspiro la calma,
el silencio que siempre he de guardar,
beberme mis ansias y deseos,
dejar solo en los sueños mi verdad.

Dejar libres mis besos al viento,
prisioneros, sentenciados,
a no descansar en sus labios,
a sus labios no tocar.

Paso lento, pensativo,
aire te has de llevar,
de mis labios la locura,
de quererlo aquí encontrar.