LA LUZ DEL CORAZÓN ROCIADA EN EL ROSTRO Y LA MIRADA

El amor que florece, de la emoción,
del corazón,
se ve siempre reflejado,
en el rostro.
y la luz de la felicidad,
luminosa e intensa,
se ve reflejada en la mirada,
rociada de la lluvia del amor.
luminosa e intensa,
“Oh intensa y continúa,
como las flores desconocidas
que aparecen de pronto
como un rostro y una mirada.

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas