FILOSOFANDO ANALÍTICAMENTE

La felicidad aunque no penetre, se siente que se enciende en el corazón,
en el rostro y en la mano nuevamente, como una Mirada Angelical , Celestial,
intensa y luminosa,como la luz del sol, como la luz intensa de la flor de gallinazo,
como la luz luminosa del diente de león, “Oh el aroma de la “Madre Selva”,
que se siente , como si se apercibiera.”
La felicidad se lleva en el corazón ,y vuelve a florecer con gran intensidad
y luminosidad , cuando aparece todo lo bueno,en el camino de la vida.
_Como las flores de los cholanes , que abren los umbrales del corazón,
al amor luminoso del corazón, con rayos intensos que penetran en el rostro
y luminosidad en la mano.

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas