Flores claras y luminosas
que aparecen de pronto,
en el camino,
como una Mirada Luminosa.

Como un Ángel del Cielo
que tiene la corona,
de la eterna felicidad,
con rayos claros y luminosos.

Que cobija el rostro
y el corazón,
con el calor intenso,
de su corazón.

Como la felicidad intensa
que tiene marcada,
en su corazón,
como un ardiente sol.

Que florece
como una flor, de sol
durante el día y la noche
sobre el azul del cielo.

Sobre los rayos
claros y luminosos,
que florecen en la mirada,
dando luz y vida.

La corona de la eterna felicidad
es el triunfo,
del amor eterno,
en la tierra y el cielo.

DEDICADO : M.B