Buscando alma

Vuelve a cubrirse el suelo con manto amarillo,
sosiego en los caminos, polvo, sin brillo.
Cantares de cigarras y pausados balidos,
despojan de cansancio, prisas y ruido.
Pasear y descifrar cada silencio,
entrando en detalles de colores cálidos,
de fuego, que arde y mata
cada minuto vacío.
Caminar despacio, buscando calma,
bajo este suelo dormido,
buscando alma,
en aquello que un su día estuvo vivo.
Respirar humedad a los pies de la vieja fuente,
olor del barro, de la corcha y del suelo frío.
Agua que reflejas mis ojos y preguntan:
¿Es verdad, que le querías?
Mi respuesta reflejada en el agua,
en mis labios la sonrisa…
es verdad, que aún le quiero
y así será, mientras viva.

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas