Mientras duermo escucho repiquetear
el agua en mi ventana, sensaciones de melancolía
se producen en mi alma.
Cuando despierto al alba, escucho el dulce
trinar de los pájaros, sensaciones de de alegría
afloran en mi espíritu.
La vida es un vaivén de emociones que fluctúan
sin parar, en este largo ciclo vital.

0