He meditado conmigo y las sensaciones que produzco en mi son amargas; son licor de reserva, deshechado para los vanguardistas, o mejor dicho, obsequiado a vagabundos, los poetas de calle

A lo mejor ellos me aprecien en su vicio y
a lo mejor pueda tener hogar en sus diafragmas, pudriendo desde entro sus cuerpos,
esperar pacientemente a los carroñeros y saludarlos con aprecio.

He meditado con un cercano.

Siempre escucho murmullos en color negro
pero nunca escucho un tono diferente,
ojalá tuvieraun vicio
Ojalá tuviera un amigo donde recaer.

He sabido bien que para mi amigo benedetti su vicio es el amor,
para mi vecino Cortázar ha sido el tiempo y espera
y para Bukowski, para él fue su buen alcohol y tabaco

Todo mis amigos han tenido un vicio
Un refugio donde huir.