Que será de ti.

El dolor no se acaba al caer la noche
Maldigo mi pluma podrida que me envenenó las entrañas
Y el amanecer no trae más que penumbra de incertidumbre
Poeta de cañería sin palabra ni honra
Hoy tengo los ojos secos de recuerdos de tu piel
No quiero la fama no quiero ser yo; el centro de todo
Me queman las ganas de saberte
Que arda mi pellejo; Para que no te quieras ir
Me sangran las uñas, me carcome lo que soy
Se que te he herido, ¿podrás perdonarme?
¿Podré hacerlo yo?; Por mi vida nos lo pido
Ya se que no me moriré, pero lo desearé como deseo escucharte decirme te quiero…

Se asoma mi destino y con cara de perro sonriendo me dice:
“Sería poca cosa tu peor pesadilla”.

JLC

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas