Cuando hablas corrosiva
Yo respondo con sinceridad
Sin ninguna preocupación
Sin equipararte la agresividad,
Pues solo la verdad
Puede realizar una punción.
No esperes nunca
La concreción de tu intención.
No me rebajaré a tu pantano
Y caeré en tu propio pleito
Títere del títere ajeno.
No juego con las mentes,
Para mí no es diversión
Tu morbosa función.
Rozar con los contrarios
Que supones son enemigos,
Es el triste juego
Que a tu latir le da sentido.
No caeré en tu lodo
No desistirás del todo,
El empeño de los trastornados
En arrastrarnos a su desidia,
Es su único logro,
Esa inútil perseverancia.
Esta no es tu guerra
Este no es mi circo,
Son tus demonios
Mentales mal dirigidos.
Por suerte no se contagian,
Para mí no es entretención
Observarte apuntar y fallar,
Como te mientes a ti misma
Nunca retratarás realidades
Solo lo genuino es ofensivo,
Lo único que causa
Una punción al corazón.
No correré a ningún lado
A tus armas soy inmune
Animo y piel
No se han rasgado
Las certezas te son
Terreno desconocido
En ellas nunca has cavado
En el fango putrefacto
Del lodo y el olvido
Te has anclado
A ti misma la punción
Ha hondado.

JULIETA IALLORENZI

PATENTADO EN SADAIC Y DNDA

DERECHOS DE AUTOR RESERVADOS