El amigo de la muerte

Esta es la historia,
sí, la historia de un ser solitario,
un ser que nunca vio la victoria,
y siempre se vistió con la tristeza de un osario.

Un triste ser solitario,
que ni de recuerdos se acompaña,
su niñez…
un calvario,
su inocencia…
víctima de las mala maña,

un ser que no quiso ser,
pero un ser que ha vivido
con un eterno corazón herido,
y también, sin fuerzas para vencer,

un ser que tiene por costumbre
estar en el suelo caído,
deseando que el sol no le alumbre,
o al menos, que éste siempre se haya ido.
Como quisiera él, ser la sombra,
la sombra que siempre vive en el suelo,
o vivir arrastrándose como la cobra,
pero nunca… como el ave que alza el vuelo.

la tristeza es su alimento,
la soledad su cobija,
su amigo es un jumento
que desahuciado no camina,

el presente es su calzado
el futuro su destino,
hoy del mundo apartado
y su mañana un desatino,

esperando siempre expectante
de un amigo su llegada,
llegada con la que de ahí en adelante
tendrá compañía asegurada,

ese amigo es la muerte
a quien ha esperado tanto,
para decirle: contigo por siempre…
… allí en el camposanto.

Rafael Puello
Barranquilla – Colombia.

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas