nav-left cat-right
cat-right

Julia

Allá andas, sin idea ninguna
de lo mucho que me duele
no poder rozarte entre mis brazos
y sentir tu florido aliento en mi cuello

Cada mañana me espera
esa ola de melancolía.
Me entra así de repente
Navaja roma clavada en mi floja alma

Invades mis pensamientos, mis sueños
Tu sonrisa chispeante
Tu voz de pura seda
Las finísimas ondas de cabello
que acarician tu fino rostro

He dejado mi alma en tus manos
Desnuda y vulnerable
Ni siquiera te enteras.
Y yo me quedo con la amargura de tu ausencia.
El hueco en mi ser que anhela tu toque.

Dejar un comentario

You must be logeate para dejar comentarios.