Maldito viento

Sopla fuertemente el viento
y su frío aliento siento.
Un escalofrío recorre
de arriba a abajo mi cuerpo,
de los pies al cabello,
entrando el desasosiego
que me mueve al son del viento.
Y no cesa el ajetreo
ni siquiera el repiqueteo
de más allá del techo.
El silencio suena hueco,
y quiere quitarle el sueño,
y devolvérselo al dueño,
harto de sentir el vaivén
del aire en movimiento.

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas