Y si el Cielo quiere reventar,
reventarán fábulas de hormigón,
cenizas de parda frustración.

Y si el Cielo quiere reventar,
reventará el canto de los jilgueros,
los sueños de los delfines
abandonarán el mar.

Y si el Cielo quiere reventar,
cenizas de almas perdidas
cantarán bajo un bosque
de hormigón envuelto en un mar
negro de dulce temblor.

Y el parpadéo de sus ojos
con la espuma
se irá.

0