Observando tus gestos

Un minuto más contigo,
vuelvo a vivir en la mañana.
Al despertar una imagen nítida y clara,
me trae el recuerdo de cuantos gestos observaba,
al sentarme a tu vera,
en aquellas horas pasadas.

Observando tu gesto,
a veces tan seguro y firme
de tenerme embelesada,
otras tantas mostrando enfado,
arrugando la nariz,
cuando el silencio me colmaba.

Días en que te mostrabas un tanto cansado,dolorido,
¡cuanto te hubiera yo abrazado!

Momentos, con tu rostro alegre,
juguetón e inquieto,
desatando esa locura,
por darte mil besos a escondidas,
¡cuanto te hubiera yo besado!

El gesto que hoy recordé en la mañana,
fue la simple expresión de tu mirada,
¡tan verde, tan clara!,
esa que me enamora el alma,
¡cuanto te hubiera amado!
si en vez de esa imagen,
te hubiese yo,
tenido cerca,
observándote a mi lado.

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas