El afecto es solo un efecto
Químico de tus neuronas
Tan temporal como una resaca.
Se inyecta en tu cuerpo,
Como una sustancia.
Y si está quizás te conmueva,
Tal vez las tripas te revuelva,
Acaso un oportuno vómito
Las mariposas te saca,
Pero nada más,
Será fugaz.
Un vuelo rapaz
De infantilidad
De amor incapaz
Que luego se escapa.
Otra experiencia tendrás.
Un álbum con caras llenarás,
Pero nada más
Que polvo besando el suelo
De la cavidad
De tu vacuidad.
La ilusión unilateral
Es el mejor suero
Para el trance del sueño
Del afecto consuelo,
Que funciona como señuelo
Dándole al soñador
La impresión de ser dueño
Del latir del otro.
Creer que encuentra
La olla con oro,
Y es tan solo un ingenuo anhelo.
Que nunca se confunda esto
Con el amor verdadero
Dos seres fundidos
En el mismo onírico, tan risueño.
Recíprocos y unidos
Eternos y enteros
Que no requieren
Dormirse para ensoñarse
Pero si despertarse para amarse.
Con nada se inyecta
Y con nada se saca,
Que nunca se equivoque
La excelencia amatoria
Con la excusa ilusoria,
Del afecto como supositorio
Para que no se trastoquen
Los durmientes hambrientos
De emociones sin sustentos,
Pues su afecto es solo un efecto
Un colutorio como consuelo
Que beben hasta en el subsuelo.
Su dopaje sin gástrico lavaje
Tiene sobredosis de mariposas.

JULIETA IALLORENZI

PATENTADO EN SADAIC Y DNDA

DERECHOS DE AUTOR RESERVADOS