A lo largo de la vida se conoce a tantas personas que cada una te marca de diferente manera.
La mayoría se quedan en tu mente, unas pocas las guardas en el corazón y otras escondidas en un oscuro rincón.
Las de tu mente sirven para que no olvides que con golpes te enseñaron a madurar. Las de tu corazón son para recordarlas con cariño porque te quisieron sin ninguna condición. Y las del rincón las mantienes ocultas por alguna razón.
Pero nunca olvides, que la persona que tú eres ahora, es debido a que todas ellas caminaron a tu lado en algún momento de tu vida hasta que terminaron su misión

0