(Por Charlientius)

Esta pobre criatura
ilusa que a usted
le escribe,
¿en qué mundo vive?:

En uno que permite
vivir dentro de mí
con quien yo quiero.

Pero, si dentro de mí
no puedo estar
mas que yo
y Aquel que me creó,
¿cómo podría vivir usted
en mí sin robarle
el amor que me sostiene?

¿Es justo esto?
Su recuerdo de usted,
¿no es suyo antes
que mío?

¿Amó don Quijote
a Dulcinea,
o le robó su imagen
para amarla?

Sin el mundo
que me rodea,
sin las personas
que están en él,
yo no podría vivir,
no podría enamorarme.
Luego, pensar
en alguien,
vivir del recuerdo
de su imagen para amarle,
no es robar.

Aún así,
¿en qué mundo vive
esta pobre criatura
ilusa que le escribe?
O, por decir más claro,
¿qué puede ofrecer?

Me temo que,
dadas las difíciles
circunstancias
de mi vida,
sólo mis versos;
y ni siquiera éstos,
si a usted, señora,
le incomodan.