Ella es exageradamente hermosa,
Similar a la hermosura de una rosa,
Con sus pétalos delicados y apacibles,
De gran personalidad y corazón sensible.

Ella tiene el cabello liso y hermoso
La dulzura de su ser es algo asombroso
Sus manos son bonitas y suaves,
Su sonrisa me hipnotiza y lo sabe.

Ella me brinda un trato angelical,
Que pareciera estar en presencia celestial.
Quisiera consentirla hasta hacerla sonrojar,
Prometerle que cada día la voy a enamorar.

Ella comparte un pedazo de mi corazón,
La quiero tanto que he perdido la razón.
Deseo tratarla como nunca la han tratado,
Para demostrarle lo mucho que me he enamorado.