El suspiro

Solamente fue el suspiro
De lo que se avecinaba:
El fulminante retiro.

La aurora roja adornaba
Tus dos soles y yo amanecía:
Tus labios de oro rozaba,

Y sus alas el gran cisne batía;
Pero ese (aquel más bien) beso,
El suspiro solo sería

De lo que se avecinaba:
El fulminante retiro.

0

Related Articles

Responses