Con la D

Me pregunto qué siento.
No tengo la respuesta,
no tengo la certeza.
Sólo poseo mi fuerza.

Creciente va aquel, desolado, barco abandonado.
Ni el mar pudo hundir a este viejo recuerdo.
Ya han pasado varias tormentas,
es tiempo de recuperar la sonrisa que abruma al cielo.

Y mientras busco rumbo, un tripulante toma mi mano.
Mientras te encuentro, busco compañía de las gaviotas.
Cuando esté a punto de enamorarme, me sujetará la vela.

La paz llegó, una buena sonrisa tiene este cielo
formado por lazos que se van fortaleciendo,
y sujetado por dos sujetos llamados Amigos.

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas