No eran lágrimas
era el dolor partido
aullido desgarrado
de llanto silenciado
El silencio cortaba
y la luna lucía
resoplando con más fuerza
y llamando a la voz
del animal que no callaba
en silencio lo escuché
sin saber donde estaba
luna tú que sabes
dime donde busco
el aire que me falta
Sopla de nuevo
ríen las sombras
caen los latidos
que rompen mis sueños