La verdad de un corazón
No está en lo que te digan
Los tenues susurros de amor,
Los privados murmullos
Dedicados a vos.
Está en lo que dicen de vos
Cuando vos no estas.
Para mi no vales nada
No obstante
Debes significar
Mucho más
Que lo que dice de vos su voz
Despreciándote en altavoz.
Y seguirás tapando
Esta certeza atroz
Muy por debajo
De tu albornoz.
Aunque sea
De publico conocimiento,
Miles los oyentes
Del desaire evidente.
Que veloz corre
El aviso
Sabida por todos
La gran humillación
Tan solo tu buzón
De esto no toma noción.
Y seguirás
Con el rol de bufón
Siempre y cuando
Un falso rey
Sin corona
Te prometa a sovoz
Sentarte en su trono
Solo de noche
Tan encubierto
Muy por debajo
De tu albornoz.
Para mi no vales nada
Y sin embargo
Debes ser mucho más que eso.
Penosa geisha
Sin reconocimiento.
Y tu altivez
No te permite admitir
Lo que canta el torogoz,
Lo que todos escuchamos
A viva voz
La verdad de su corazón,
Si es que tuviera
No late por vos
E infartó el tuyo.
Absurda geisha
Ojalá fueras más que eso.

JULIETA IALLORENZI

PATENTADO EN SADAIC Y DNDA

DERECHOS DE AUTOR RESERVADOS