Si tuviera que hacer una lista de experiencias que me quedan pendientes por vivir serían eternas, el triple de una docena de mil habitantes en una colmena, la cantidad de milímetros de una gran cadena, o el énfasis de una emoción expresada mediante tal sonrisa amena. Mientras soñaba imaginaba un futuro lejano, después eso se volvió en vano, el plano de la vida se compacta en cristal, es endeble y todo puede salir mal, la sabiduría de ser debería prevalecer, no dejarse llevar por el simple ver.