Mi Mundo Ordinario

Dicen que de los amores perdidos muere el hombre y [...]