Yo no he hecho un pacto con el diablo

Él no me ha dado nada.
No existe, sólo soy yo y mis pensamientos. Las pesadillas y los golpes en la puerta no son sino una ilusión. Las sombras en la oscuridad y las caricias invisibles no son sino mis problemas mentales. Pero en caso de existir, aún no he recibido nada. Dios no me da lo que pido, sólo pierdo la cabeza porque hay una mujer obsesiva. ¿Hasta cuando tendré que verle el rostro y escuchar su voz chillona? Simplemente es maravillosa, pero ya todos se la comieron en el banquete sagrado. Quedaron los huesos y las enfermedades.

Related Articles

Y los ladrones, asesinos y traidores dicen que el malo es uno. Simplemente si eres tan bueno, ¿por qué eres tan malo? Deja de hacerte…

Responses