Mis mentiras
son como el himno de una nación
que todos cantan
pero nadie entiende.
Son tan oscuras como el alba
y tan brillantes como cualquier atardeceder
Sus raices son largas y robustas;
Han crecido en tierras llenas de ilusión
Sin embargo, de las mentiras no brotan frutos;
Pero crecen grandes troncos que proyectan sombras
Mi planta surgio de mi, pero yo surgi de ustedes y de todo
La lluvia no dejara morir mi mata, ni el sol la abandonara
Es inmune a las hachas porque en su centro esconde una verdad
“Todos aman las mentiras pero odian a los mentirosos”
los que aman las mentiras se alimentan de mi como hienas
me devoran y me consumen como el fuego a la hoja seca
Sin embargo, tanto mentira como verdad son armas perfectas para cortar
Yo quiero cortarlos a todos, y me es indiferente con qué
Soy ignorante y eso me basta, desprecio a los que creen que no son ignorantes.
Cuando odio a la humanidad, les digo tanto la verdad como la mentira, es decir
me vuelvo humano.

0