Todo empieza asi;plantas la semilla con una acción estúpida,te planteas nuevamente si en realidad esta es tu semana,tu mes…tu año.Te preguntas por que las cosas salen mal aun dando lo mejor de ti,si te levantas porque te debes levantar o si trabajas solo porque debes trabajar,te recargas en la pared observando un inconmensurable color negro de una de las esquinas del cuarto,te flashea algún recuerdo de cuando eras jodidamente feliz “antes de”,la sonrisa aparece cual estrella fugaz y se pierde de nuevo tras esa delgada sabana gris del cigarro que se terminó por consumir.Tomas tu encendedor cual ficha Arcade,enciendes un nuevo cigarrillo y presionas “continuar”.