Y ahora, ¿quién será feliz?

No importa cuán fuerte sea
Aún sigo sin poder detenerme
Las lágrimas recorren las mejillas
Aunque sean casi imposibles de verse

Espinas que me hincan
Relámpagos que me destruyen
Lluvias que me ahogan
Y aguas que me hunden

Vagando en el desierto del desespero
Sin rastro alguno en la arena
No se sacia ese mi anhelo
No se acaban esas mis penas

Las tinieblas me agobian
La oscuridad me aferra
Monstruos me acorralaban,
Mas solo eran esas cadenas

Cadenas, amarradas en mi interior
Imposible deshacerse de ellas
Imposible rechazarlas
Y el corazón, vacío de amor

Colina abajo caerá
Rodando sin parar
Al final llegará
La chica que perdió al amar

Ella sin pensar
Solo se quería ahogar
Esos sentimientos llamados mariposas
En su corazón no los deseaba más

Chicos por montones
Pero él era el perfecto
Ninguno le llevó flores
Excepto el chico sin un defecto

Demasiado según ella
Ella, tan poca cosa
Incluso le cantaba a capella
Mientras le extendía una rosa

Un amor perfecto
Pero con sus defectos
Ella no se canso
Solo quiso lo mejor

Amistades él perdía
Ella las suya conservaba
Si, ella sonreía
Mientras él, en silencio lloraba

Al tiempo se percató
Para este chico ella solo fue un error
Decidió cambiar de camino
Y el chico malentendió

Él siempre fue perfecto
Ella tan poca cosa
Siempre le regalaba sus besos
Y nunca le faltó su rosa

Sentía orgullo
A la vez, melancolía
Encerrada en su capullo
Ella notó su propia hipocresía

Feliz a su lado
Aun mas con sus amistades
Lo hacia ver como el malo
Mientras ella hacia las maldades

Poca mujer era
No era digna de su amor
Sin embargo, el regresó
Para obsequiarle una flor

No importaba cuanto deseara cambiar
El daño hecho está
El chico la amaba
Y ella solo se lamentaba

No se detuvo un momento
No pensó en el amor que sentía
Y al haberlo abandonado aquel día
Ella continúa su lamento

Y ahora, ¿quién será feliz?