XLVIII

Un cierto estado me abstrae del pensamiento,

Donde el presente, pasado y futuro dejan de ser;

La disolución del Yo se mezcla con la magnitud,

De cada cosa mayor sin sentido que ocurre.

 

No hay entonces un destino o un propósito,

Ningún curso por delante, ningún camino detrás,

¿Cómo entonces saciar la necesidad de más?

Sublimarse en lo eterno, sin siquiera alguna duda.

 

Tan solo un derrame anónimo en la historia,

¿Quizás podría convertirlo en una estadística?

Las leyes de la física me mantienen atrapado,

Todo lo que puedo reunir es un grito de ira.

 

 

Sebastian Crugley (scrugley.carrd.co)
XLVIII forma parte del poemario Oceanos de Cemento.

Related Articles

XXXVIII

Café olvidado a temperatura ambiente, Recuerdos verdes, helados por la noche, Un último cigarrillo como postre. Los frutos de mi anhedonia.   Sebastian Crugley (scrugley.carrd.co)…

Responses