Amor se siente nuevamente
que se lo lleva impregnado
en el rostro y la mente
a cada paso, a cada instante.
Momento de la vida
que pasa día , a día.
“Oh penetra en el corazón”
para siempre,
como un aire celestial.
Radiante de paz,
como nardos y rosas
blancas y rojas.

0