El amor de la felicidad
vuelve a florecer nuevamente
al mirar una mirada angelical
como nardos celestiales.
brilla la paz
como rosas blancas
que florecen cada día
como agua cristalina.
La dulzura del corazón
penetra a lo más hondo del corazón
como miel de miles de flores
que florecen como estrellas celestiales.

0