Volver

Quiero volver,
pero no quiero volver.
Quiero ir a Madrid.
Quiero quedarme aquí.
Quiero irme.
Extraño Andalucía.
Extraño Sevilla,
¿quiero volver?
Granada, Málaga y Sevilla, desesperanzas.
Volver o no volver.
Rendirme o no rendirme.
Sin duda alguna, un tormento permanente,
un desaliento interminable
y lágrimas que no salen sin cesar.

Related Articles

Responses