VINO SUAVE

Noche de copas, en un restaurante
Visualizo tu mirada penetrante, A cada instante

Se desborda esa silueta, que yo quiero conocer.
Eres tan dulce y tan tierna, quiero hacerte mi mujer.

Y la noche va pasando, Y yo aquí sigo pensando
Que pasara al final, eso lo quiero saber
Mientras sigamos hablando, Tu mente voy explorando
O eso es lo que creo, yo te quiero conocer

De repente te me acercas, Intenciones que me impregnan
Al descifrar tu mirada, yo a ti me acerco también
Ya no veo tu mirada, pero si siento tus labios
Que encajan con los míos y rebozan calidez.

Mientras el tiempo se hace nada, sobre este escenario.
Ahora comprendo aquellas leyes que no podía entender.

Sé que el tiempo es relativo pero este momento quisiera extenderlo mientras esté vivo.
El dj suelta dewbon, tomo vino, observo tus movimientos, los entiendo y te sigo.

Pero que bailarines tan ignorantes porque ya no sienten la canción.
Movimientos asincrónicos pero dominantes, al hacer sincronía con el corazón.
Y la simetría de sus cuerpos es tan grande que los hace terminar en una habitación.
Esperemos que esta esporádica noche, un tanto inefable, haya creado un nuevo amor.

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas