VIENTO

VIENTO

Que frío se siente el viento,
Mientras se ausenta tu presencia.
Que frígido es el cielo,
Que va perdiendo su escencia.

Calientes son tus llamas,
Me queman y me ablandan.
Más cuando te tengo cerca,
Me congela la existencia.

Cautivante es tu existencia,
Eso es por naturaleza.
Que causó en mi delirios,
Encarnados en mi alma.

Es de lirios este ramo,
Te lo doy por que te amo,
Aunque igual hay una rosa,
Con espinas en su caña.

Son espinas que me matan,
Que desangran y se encarnan,
Pero más lo es tu mirada,
La que se incrustó en mi alma.

Yo me pierdo en tu mirada,
Pues no solo me desata,
Si no, deja en mi una daga,
Que me quema y despedaza.

Si tan solo un día entendieras,
Lo que causas en mi ciclo,
Solo te sorprenderías,
Por que ya he perdido el juicio.

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas