Vienen ‘pegando fuerte’

Miralos,
por ahí vienen.
Caminando errantes,
con aspecto deslavazado,
sin fijarse en nada.

Miralos;
desbrozando el habla,
con parla y argot barato.
Sin balón con el que jugar,
las pupilas dilatadas,
y tan sólo patadas que
propinarle a un diccionario.

Miralos;
huerfanos de alma,
quebrando ancestros códigos,
mofándose de lo inaceptable:
trastornos,
discapacidades,
pobreza,
miserias
y
desgracias
varias;
o de un anciano en
el ocaso de su vida.

Ya NADA les conmueve.

Miralos,
por ahí vienen,
caminando sin escuela.
La mirada ensimismada,
y los ojos envasados en Cobalto.
Siámeses de un teléfono.
Adheridos a una pantalla.

Miralos;
vástagos de otra nueva
generación decadente.
Todos queriendo vivir
en Internet,
por qué ahora en las calles
se sienten de plástico.

Miralos,
en el transporte público.
Todos absortos; alienados
en el paisaje de sus pantallas.

Todos saben mirar,
pero nadié les inculcó VER.
Y se olvidaron de la mágia
que encierra las ventanas.

Miralos,
por ahí vienen;
Con sus harapos, arrastrando
hecha jirones la juventud
.

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas