Sin tener idea de cómo detallarte
Sólo me impulsó mi raciocinio y sentimientos
Para así abundar de versos tu alma con este arte
Y así cesar mis llantos y expiar mis descontentos

En el transfondo de tu sonrisa risueña
Se oculta una niña que sueña con encontrar aquella utopía que visualizó
Tal vez, no sea esa persona que le deseas a las estrellas, cuando mires a la luna, susurraré en tu oído que tu encanto me hechizó

Carmesí el color de tus labios que transmiten dulzura y que incitan a besar
Frenesí palpable y observable por estos ojos sabios que emiten locura, por tu pasión desmedida que nunca podría alcanzar

Más que tenerte en un pedestal, te considero mi todo
Tú, con voz angelical y piel celestial, te considero un tesoro
Brilla tu cuerpo posado en un manantial y yo observándole de algún modo
Que no daría para que algún día me llegarás a mirar y decirte que me enamoré de tus pupilas de oro

Ojalá divaguen estos versos por los soplidos de la brisa
Aunque encuentren tempestades y huracanes, ojalá no se vayan deprisa
Es que quiero que retumben tus oídos y aceleren tus latidos al recitar mis letras
y así llevar cada uno, a nuestro reencuentro eterno, el cuerpo puro y nuestras almas neutras