Ángel caído de mis cuatro paredes,
rey Midas de mis pecados,
supiste encender mis sentidos más opacos
cuando estaban ocultos en Pandora.
Me estás columpiando en el averno
Y no me quiero bajar.

0