Vagón 11-34

El amor es una enfermedad , lo nuestro era un caso agravado. Los internos en los hospitales que saben con certeza que ya no tienen oportunidad, hacen las promesas mas sinceras. Tú y yo , en ese cuarto de hospital enfrentando la misma enfermedad sin habernos puesto de acuerdo. Tomados de la mano hicimos las promesas mas sinceras que nos involucrában uno al otro el resto del tiempo que nos quedaba allí dentro , enfermos.
Solo los pacientes que superan totalmente una enfermedad rompen sus promesas , incluso olvidan que hicieron promesas alguna vez.
No sé cuándo ni donde , pero al parecer tú te has recúperado del todo.

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas