Vagabundo

Con una maleta cargada de sueños
ropas raídas, sin patria ni dueño,
despechado por la sociedad,
antisistema alérgico a las banderas
su único fin es eternamente vagar
por éstas tierras de Caín.

Se para a comer mirando al mar,
los demás comensales las gaviotas,
con esperanza cose su alma rota,
la gente lo ve como un paria,
un itinerante sin fé y con rabia,
que una mañana decidió huir.

Muchas versiones de su historia
todas entre si contradictorias,
el selló sus labios
le dejo sin voz el pasado,
el silencio es el mejor aliado
cuando no tienes nada que decir.

Va pesando el día, la noche acecha,
busca un portal para refugiarse,
no tendrá clemencia la tormenta
con los sin techo del parque,
asido a una botella de cerveza
se sienta a mirar las estrellas.

Mañana le regalará un amanecer
este dios al que ya ni se aferra,
hace tiempo perdió la fé
e involuciono hacia su caverna,
su reloj se paró un uno de Enero
pero su corazón sigue latiendo.

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas