Un sueño de ranas

Cuando la vida era una vista
de una pila de agua,
donde las nubes se congregaban
como niños ansiosos de jugar
después de salir de la escuela,
el mañana sucedía
en un momento,
sin relojes de sombra o arena,
en que el aire que daba vueltas al mundo
se detenía y el agua se convertía
en un sueño de ranas
nadando entre rayos de luz
y gotas de lluvia.

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas