Erramos. Caemos. Nos levantamos.
La lección no se aprende tan rápido. Volvemos.
Caemos. Nos levantamos otra vez. Vueltas en círculos.
Circuitos cerrados. No aprendemos. No nos arrepentimos en ese momento.
Volvemos a caer. No es la última oportunidad. Por una vez, pensemos.
Detengámonos. Quitémonos esa piedra del zapato. Esa, que
tanto daño nos hace. Actuemos siempre sabiendo
lo que hacemos. Seamos fieles a nosotros
mismos. Tengamos más amor propio.
Erramos. Caemos.
Nos levantamos.