Un año más

Hoy desperté asustado, con la respiración agitada y no entendía porqué, hasta que el velo del sueño se disipó y tuve lucidez, hoy se cumplen diez años
Amargas lágrimas recorren mis mejillas, me aprieta el pecho de nuevo, no puedo parar de llorar, diez años de tu partida.
¡Que dilema es recordarte! sentir felicidad y tristeza a la vez, recordar todos los momentos felices y sonreír mientras lloro por las bofetadas de realidad al saber que no volverás.
Hoy me levanté de la cama abatido, despojado de toda voluntad, sin un vestigio de la fortaleza que antes ostentaba. Quisiera morir, lo único que me ata a la vida ahora es el miedo.
Un profundo terror, pero no de la muerte, mi temor es causado por la incertidumbre.
¿Te veré del otro lado? No sé si merezca verte o si fuere posible, ¿Y si acaso no te veo mi alma seria capaz de recordarte?
Tantas dudas respecto a la muerte… De lo único que estoy seguro es de que yo no quiero olvidarte, jamás he sido tan feliz como cuando te tenía conmigo.
El recuerdo de cada palabra, cada abrazo, cada beso que me diste me ha mantenido vivo estos años. Hoy no tengo voluntad para el mundo exterior no quiero vivir así.
Te extraño demasiado, quiero terminar con esto, pero me detiene el pensar que prometí vivir para amarte y no te agradaría verme así, ni que fallara a mi promesa. Te amo…, la muerte no nos ha separado aún, no mientras estés en mi mente.
Hoy sobreviví un día más, un año más, es la décima soga que veo arder y encuentro esperanza al final viviré por tu recuerdo hasta que Dios tenga en su voluntad o hasta el próximo año.

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas