Me ahogo en tus brazos, lloro en tu oscuridad, busco la salida, pero llegas para atormentarme y hacerme sentir que nada vale la pena, y que en esta vida no fui creada para cumplir ninguna meta o propósito. Pero lo que el No sabe es que mi corazón y mi mente es más poderoso que él.