no me vengas con apuestas
ni billetes de lotería
que la suerte de cada día
está en encontrar respuestas

a todos los interrogantes
que surgen en tu interior
cuando intentas ser mejor
para poder seguir adelante

unos, lo llaman azar
otros lo llaman fortuna
no te hace falta la luna
para que puedas soñar

porque le premio verdadero
no está en la cuenta bancaria
sino, en la ilusión diaria
que vale mas que le dinero

no quieras enriquecerte
en los caprichos de un juego
no te pierdas en tu ego
o nunca llegarás a conocerte

0