Perdona, si hoy me trago las ganas de echarte de menos.

Perdona, si hoy me quedo en casa y no te salgo a buscar.

Perdona, si hoy te lanzo los besos desde mi ventana.

Hoy cambio no perder tu sonrisa por mi libertad.